Viaje a Nepal, Bhutan e India. El ‘pre-viaje’ y demás cosas sobre este blog.

8 07 2011

Poco a poco, los días han ido pasando. Esas lluvias primaverales que se resistían en dejarnos, finalmente lo han decho dejando tras ellas días soleados como los que estamos viviendo estos días. Poco a poco, el verano se ha ido apoderando de nuestros espíritus, de nuestras actividades, de nuestra rutina y es que esto no quiere decir otra cosa que ha llegado el momento de disfrutar.

Cada uno tiene un verano ideal, unas experiencias veraniegas que terminan siendo determinantes a la hora de definir lo que el verano es para uno. Quizás, mi manera de ver el verano es parecida a los anuncios de Estrella Damm, aunque seguramente es más parecida a su lema “Mediterráneamente“. Y es que ¿qué sería de mi sin mi gran amigo, cuna de mis sueños viajeros, almohada en la que descansan y han descansado mis sueños veraniegos, el mar Mediterráneo? Así soy yo, nacido y criado en el Mediterráneo.

No obstante, el verano ha pasado a significar muchas más cosas en los últimos años. Y es que pese a amar el ambiente mediterráneo de los veranos en mi tierra, el mundo se abre y se acerca cada Julio un poco más. Ya son muchos los años en los que a la llegada del primer mes del segundo semestre dejamos nuestro ambiente y nos dirigimos en busca de nuevas experiencias en lugares distintos a los nuestros.

Y este año no podía ser diferente.

En breves horas partiremos hacia una nueva aventura, un viaje que promete sensaciones de todo tipo. Un viaje de lo más variopinto que nos llevará a pisar un total de 3 países diferentes en los que las aventuras y las vivencias pasaran a formar parte del recuerdo, y sobretodo, de la idiosincrasia de cada uno de nosotros.

¿Para qué nos vamos a engañar?, la ilusión a estas alturas es ya inimaginable. Leyendo, haciendo bocetos de posibles rutas, aprendiendo más sobre la cultura de estos tres países y ultimando detalles importantes que por fin han quedado zanjados hemos pasado (y estamos pasando) estos últimos días antes de partir.

Hoja de Ruta de esta nueva aventura

En la mayoría de ocasiones, solemos tener muy claro cuál será la ruta que seguiremos. La falta de tiempo, la facilidad de los destinos o incluso el humor que tengamos han sido determinantes en lo anterior. Pero sin embargo, este año vamos sin tener un itinerario definido claramente. Esta vez hemos preferido marcarnos lugares, zonas o experiencias que no nos queremos perder y montar in situ el viaje. Y sin temer al monzón, que de bien seguro nos va a aguar (nunca mejor dicho) algunos planes, tenemos intención de…

Volaremos con la genial Qatar Airways (con la que ya volamos para llegar a Maldivas) y haremos una escala de 7 horas en Doha durnate las cuales no tenemos previsto salir del aeropuerto ya que serán horas durante la noche. Para empezar, nuestro recorrido de verdad empezará en la que promete ser frenética, caótica y contaminada Katmandú, donde nos alojaremos durante dos únicos días antes de partir a Bhutan.

Una vez en Bhutan, como se trata de un viaje obligatoriamente organizado y con guía, ya sabemos qué visitaremos exactamente. Entraremos y saldremos por Paro y también visitaremos Thimpu, la capital, Punakha, Wangduephodrang y algún que otro lugar que se encuentre entre estos lugares como el paso de Dochu La (3140m). Lógicamente, tampoco podremos dejar de visitar el famoso Taktshang Goemba o más conocido como Nido del Tigre, al que se accede tras una caminata por las montañas.

Tras el viaje por Bhutan, volveremos a Katmandú pero seguramente, será simplemente un  tema de logística para llegar posteriormente a Pokhara, al oeste de Nepal. Allí, tenemos pensado estar unos días recorriendo los alrededores montañosos y el famoso lago Phewa Tal.

Más adelante se presentará otro plato fuerte del viaje. Si todo va bien, no nos vamos a perder la oportunidad de realizar algo que todo viaje a Nepal tiene que tener: un trekking por las montañas. Más concretamente, estamos pensando en realizar un pequeño tramo del gran Circuito de los Annapurnas, por la zona de Jomsom, donde planeamos alcanzar los 3.800 metros.

Nuestra experiencia en el Nepal natural pretende terminar en el fantástico Parque Nacional de Chitwan ya que pese a no ser grandes amantes de los animales, tener contacto directo con elefantes, rinocerontes e incluso 8si estamos muy de suerte, cosa que dudo) tigres puede ser también muy enriquecedora.

Y para terminar nuestros días en Nepal, qué mejor que volver a Katmandú para pasar unos cuantos días (4-5) explorando en fantástico Valle de Katmandú, que tiene muchísimo que ofrecer con lugares tan destacador como Patan, Bhaktapur, Bungamati o Dhulikhel.

A partir de entonces, la aventura nepalí habrá casi terminado. Y digo casi porque mi padre regresará a Barcelona desde Katmandú el último día de julio, pero yo me desplazaré hasta India haciendo una breve parada en Lumbini, el lugar de nacimiento de Buda. Será en este entorno en el que de bien seguro me voy a encontrar con José Carlos, autor de La Próxima Parada, ya que él se encontrará cruzando la frontera de India a Nepal en su viaje por estos dos países.

A partir de entonces no tengo nada. Sólo hay algunos nombres en mi cabeza pero no hay un plan determinado. Simplemente sé que mi primera ciudad india va a ser Varanasi y que tras unos días allí seguiré hasta Delhi parando en Agra para contemplar el Taj Mahal.

En Delhi, es muy probable que me vuelva a encontrar con José Carlos para pasar algún día juntos antes de su regreso. Y entonces decidiré donde invertir las casi tres semanas que aún me quedarán en el país. Hay una zona que lleva rondándome por la cabeza desde hace mucho tiempo, y cuando me enteré de que no podríamos viajar a Tíbet aún tuve más ganas de visitar. Además, hace falta decir que julio-agosto es la mejor temporada para visitar este territorio así que todo apunta a que voy a visitarlo.

Estoy hablando del estado indio de Jammu y Cachemira y más concretamente del Ladakh, también conocido como el pequeño Tíbet. No obstante, como nada es seguro, es igual de posible que regrese habiendo estado en Kerala, en Goa, en el Rajastán, en Orissa o en cualquier otro estado indio, y es que la India es un continente en sí misma y escoger se hace difícil. Lo único seguro es que regresaré de vuelta desde la ciudad de Mumbai, antigua Bombay, por lo que una visita a esta ciudad es casi segura.

Pero el viaje no acabará aquí… Y es que a mi vuelta, podré disfrutar de casi 24 horas en el estado de Qatar, cuya capital, Doha, me recibirá en su aeropuerto. Una visita a esta ciudad crecida de la nada con la “magia” del petróleo puede ser interesante para dar un gran final a este viaje de mes y medio que con tantas ganas estoy a punto de empezar.

Navegando con mi padre en las cercanías del Lago Tonlé Sap, en Camboya. Julio de 2010.

¿Y qué tenemos preparado?

Poco. Muy poco. En esta ocasión, como he comentado antes, hemos querido dejar mucho espacio a la improvisación y es que con la experiencia del año pasado, nos hemos dado cuenta de que viajar por Asia es relativamente fácil (al menos en estos países).

Tan solo tenemos las dos primeras noches de alojamiento en Katmandú y el viaje a Bhután. Todo lo demás lo decidiremos y tramitaremos desde allí.

Me gustaría hacer especial mención al alojamiento que hemos escogido en la capital de Nepal: el Asmita Bed and Breakfast. Este alojamiento modesto de 4 habitaciones se sitúa como muchos otros en el concurrido barrio de viajeros y mochileros de Thamel. Está regentado por una pareja nepalesa, Dharma y Asmita, que estuvo viviendo durante un tiempo en Catalunya debido a una necesaria operación de Dharma, que había sufrido un accidente escalando el Everest. A la vuelta, ellos junto a la pareja catalana que los acogió montaron este alojamiento que sin duda, tiene un carácter muy personal y una historia detrás que he intentado resumir en breves palabras. Si queréis saber más, no dudéis en visitar su web.

Así pues, esto es lo que tenemos, un dulce hogar en Katmandú para los dos primeros días y el viaje a Bhutan. Nada más.

Cambios en el funcionamiento del blog

Tras muchos días pensando como me sería posible plasmar las sensaciones de un viaje tan largo, he terminado decidiendo que lo mejor va a ser hacer pequeñas crónicas desde el propio destino. Lógicamente va a ser imposible realizar una crónica después del viaje (como se ha visto con los últimos viajes que he hecho), por lo que la decisión ya está tomada. Durante este mes y medio, Una Vida en Mil Viatges no va a descansar, todo lo contrario, se convertirá en un cuaderno de viaje a tiempo real, o casi real, ya que habrá momentos en que conectarse a Internet va a ser difícil o imposible.

Así pues, cada pocos días, tendréis una crónica con fotografías sobre lo que ha estado ocurriendo durante el viaje.

No obstante, estos no serán los únicos cambios en el blog ya que a la vuelta, este blog tal y como lo conocéis dejará de existir.

¡Pero que no cunda el pánico de mis pocos seguidores fieles! Lo que vengo a decir es que el blog realizará un cambio de imagen, de diseño, de orientación y de funcionalidad y es que a partir de septiembre las crónicas tal y como las he estado haciendo dejaran de ser así. Me he dado cuenta de que inevitablemente no hay tiempo para todo y tener al día un blog con este tipo de contenido es muy complicado, por lo que he decidido que va a primar poder tener contenido organizado y muy frecuentemente a tener grandes relatos coda mucho tiempo.

Hablaremos de lugares concretos, de experiencias, de sensaciones y viviremos las crónicas de los viajes de otra manera, con más instantaneidad, con más proyección a la información útil y con ganas de dar a conocer mejor los lugares que por el mundo vaya encontrando. Así será Una Vida en Mil Viatges.

.

Y a la vuelta, alguna sorpresa nos espera…

.

Así pues, amigos, me despido, esta vez ya no para después del viaje, sino que me despido hasta la primera crónica en directo de esta aventura que va a dar su pistoletazo de salida en muy poco tiempo…

Nos vemos en…

…….….….

¡Nepal, Bhutan e India!

Anuncios

Acciones

Information

11 responses

8 07 2011
Helena

Menudo viajazo te vas a pegar!!!
La verdad es que leyendo esta introduccion dan ganas de plantarse alli. Creo que a mi me haria especial ilusion la zona de Buthan, tan hermetica y misteriosa, jejeje.
Bueno, pues que lo pases muy bien y seguiremos tus andanzas a tiempo “casi real”.
Un saludo

8 07 2011
Isabel (Diario de a bordo=

Que pasada de viaje. Seguiremos atentos a tus crónicas! 😀

8 07 2011
Victor

Que pintaza tiene compañero. No me cabe la menor duda que disfrutaras las dos etapas del viaje.

Con lo del cambio de ir publicando durante el viaje, me parece que está bien…. pero desconecta… que no se convierta en una obligación. A nosotros con que nos dejes unos comentarios de vez en cuando y sepamos que estás bien, nos vale.

Disfrutalo!!

8 07 2011
Dany

Que decir, simplemente… ¡impresionante! Sólo desearte que vaya muy bien el viaje en todas sus etapas y las disfrutes a tope. Estaré atento a tus crónicas “en directo”.
Buen viaje! 😉

8 07 2011
dani

SORT!! Serà genial!!

9 07 2011
victor asturias

Hola Blai,

Empieza la aventura !! ya sabes que vamos a estar muy pendientes de ti.

Eso sí, cuídate mucho, vale ?

Un fuerte abrazo.

9 07 2011
Blai

Bueno amigos!
Muchísimas gracias a todos por los comentarios! Espero poder manteneros informados desde tierras lejanas!
Un fuerte abrazo desde el aeropuerto de Barcelona, cuando estamos a punto de embarcar al vuelo que nos llevará a Doha, capital de Qatar.

Hasta muy pronto!

9 07 2011
José Carlos DS

Esta vez voy a ser uno de tus seguidores preferenciales y tendré la oportunidad de primera mano de saber que tal te ha ido por Bhutan y Nepal.

En 20 días estaremos pensando que preparar para sorprender a nuestros lectores jeje

Que tengas un excelente viaje Blai.

Saludos!!!!

9 07 2011
Alicia

Hola Blai,

Buen viaje!!! y que disfrutes enormemente de esta nueva aventura que acaba de comenzar y que estoy segura que estará repleta de muchas experiencias y sensaciones nuevas que querrás contarnos.
Un beso

10 07 2011
Gloria

Hola noi!!!!

Sembla que sempre arribo en moments claus al blog… jeje
Que disfrutis no cal dir-t’ho digui perquè ja ho faràs, així que simplement empapat al màxim de totes les expèriencies per poder transmetre’ns-les!!!!

Només veure el nom de Ladakh allà escrit ja em venen calfreds (però no vull condicionar, perque qualsevol lloc allà es mereix ser visitat!!!!).
Si passes per Dharamsala no deixis de visitar l’Aldea de Nens Tibetans, on donen educació tibetana gratuïta i una llar a centenars de nens refugiats… I si arribes al Ladakh (Leh), si pots, fes també un petit trekking, ni que siguin uns dies… tenen un sistema de Homestays impresionant, t’hi sentiràs com a casa un altre món!!!!

Et deixo el video d’una cantant angolo-portuguesa amb un cantant indi rodat a Delhi… (visca la multiculturalitat!!!). Si vols te’l pots mirar abans d’entrar a India… 😉

Molta força desde BCN!!!!

12 07 2011
ML

¡Buen viaje! Varias personas nos han hablado maravillas del valle de Ladak, asi que te animo a ir hacia allí y huir del turistizado Rajastán.
Si puedo seguiré vuestras aventuras desde sudamérica, un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: